fuente de imagen, BIOSERENIDAD

Foto Urraca,

La camiseta y el gorro del proyecto Wemu están diseñados para detectar convulsiones epilépticas.

Cuando la ropa no es solo para vestirse. In principio cuida nuestra salud protegiéndonos de los elementos, pero varios inventores aspiran que los beneficios sean mucho mayores. Varios prototipos de «prendas inteligentes», con tecnología incorporada, aseguran detectar enfermedades a tiempo de ser tratadas, como el cáncer o la epilepsia.

En la Antigua Grecia se decían «la sagrada encerrada». La epilepsia afecta a 50 millones en el mundo y es el más común de los desórdenes mentales graves, según la Organización Mundial de la Salud.

Diagnóstico, sin embargo, no es facil.

Para ello, una convulsión debe ser grabada cuando el paciente está conectado a una máquina que realiza electroencefalogramas, una prueba no invasiva que permite estudiar la actividad eléctrica cerebral.

Por admin